2. ASPECTOS TEÓRICOS DE LA SOCIOLOGÍA

7 ene

Definición de sociología etimológica y conceptual:

La Sociología etimológicamente  proviene del latín socius, socio, y del griego «λóγος» logos; significa estudios o conocimiento de la sociedad al igual que es la ciencia social que estudia los fenómenos colectivos producidos por la actividad social de los seres humanos dentro del contexto histórico-cultural en el que se encuentran inmersos. Es decir, se encarga del análisis científico de la estructura y funcionamiento de las sociedades humanas.

 

Origen histórico y como ciencia:

La sociología es una ciencia muy reciente. Sus orígenes se remontan a pensadores como Augusto Comte, Emilio Durkheim y Max Weber, que escribieron sus principales obras en el siglo XIX y a principios del siglo XX. Es una ciencia que aún no ha tenido oportunidad para desarrollarse y poder ofrecer resultados.

Aparece en nuestro tiempo histórico y al hilo del surgimiento y desarrollo de la sociedad industrial, por que se han alcanzado las condiciones de madurez adecuadas: una sensibilidad y atención a lo social y unas condiciones intelectuales adecuadas (liberación de dogmas y mayor reflexión intelectual.

Surge como por un proceso secuencial de evolución de los saberes sociales en una dirección de avance hacia una mayor especialización (autonomía de las ciencias políticas de la religión, aparición y desarrollo de la economía y surgimiento de la Sociología).  También a corto plazo para enfrentarse de una manera científica (cuestión social) y a medio y largo plazo para intentar construir una ciencia específica de la sociedad en cuanto tal.

Su orientación está basada en los supuestos y planteamientos propios del método científico.

La sociología es en plenitud una ciencia, pero sí una ciencia difícil. Al contrario de las ciencias consideradas puras, ella es por excelencia la ciencia que se sospecha de no serlo. Hay para ello una buena razón: produce miedo porque levanta el velo de cosas ocultas, incluso reprimidas.

 

Fundadores de la sociología:

 Saint Simón (1760-1825) es considerado como el precursor más directo de la sociología, que teórico de la economía, siendo este unos de los primeros en proponer crear una “ciencia positiva de la moral y la política, y de la humanidad en general”, es decir, que la sociedad puede ser objeto de un estudio científico. Logro fundar una escuela de seguidores que influyo en una serie de pensadores importantes que incluían a Auguste Comte, Karl Marx y John Stuart Mill. Su doctrina procedía de la obra escrita por Saint-Simón “Le Nouveau Christianisme” (El nuevo cristianismo), la cual se trata de un dialogo imaginario entre un conservador y un innovador, en la que el innovador gana gracias a la exposición de la doctrina de Saint-Simón (demostrando que la sociedad necesita reorganizarse mediante una nueva escala de valores, y que en la nueva sociedad las oportunidades serán iguales para todos y las capacidades de todos los hombres serán aprovechadas, sin importar su origen social). Profesaban la idea que la clase social más numerosa y más pobre es la que poseía los verdaderos resortes del nuevo orden del futuro.

Auguste Comte (1798-1857) Se le considera creador del positivismo y de la disciplina de la sociología, aunque hay varios sociólogos que sólo le atribuyen haberle puesto el nombre. Comte trabajo para Saint-Simón como secretaria hasta que inició una etapa que calificó de “higiene cerebral” para alejarse de la influencia de las ideas de Saint-Simón.

Acuñó el término “sociología” para referirse al estudio sistemático, riguroso y científico de la sociedad. Hasta ese momento los filósofos y teólogos sólo se habían limitado a describirla o a imaginar cómo debería ser. Auguste Comte y Émile Durkheim fueron los primeros en invertir el orden de prioridades y analizar a la sociedad tal como era realmente.

Si bien ellos también tenían preferencias valorativas sobre cómo debían organizarse las sociedades, su objetivo era entender y explicar sus características y su funcionamiento. Para alcanzar este objetivo Comte aplicó el método científico, que había dado resultado a otras disciplinas que sirvieron de modelo a la sociología, como las ciencias naturales. Así, la sociología sólo podía obtener un conocimiento verdadero de las cosas aplicando el método científico.

Comte dividió la historia de la humanidad en tres fases (la ley de los tres estadios), en una búsqueda de leyes que le permitieran explicar la sociedad.

  • Estadio teológico: Esta etapa se dividía a su vez en fetichismo, politeísmo y monoteísmo. Los mismos explicaban las causas esenciales a través de objetos inanimados, seres divinos y de un único dios, respectivamente.
  • Estadio metafísico: En esta fase, transitoria entre el estadio teológico y el estadio positivo, la naturaleza de las cosas se explicaba a través de abstracciones que sustituían a los seres sobrenaturales.
  • Estadio positivo: En el último estadio, la explicación de las causas esenciales seguía el método científico y la búsqueda de leyes.

El objetivo de Comte fue crear una ciencia de la sociedad en la que se pudiera predecir el curso de los acontecimientos para formular leyes. Los pilares del conocimiento fueron orden, progreso, estabilidad y cambio.

Comte agrega que en cada fase se va incrementando la población, este aumento poblacional es el determinante del progreso social. Solo puede surgir la división de trabajo en la era industrial en los grandes conglomerados, además el constante estímulo que reciben los individuos para resolver las necesidades y las nuevas dificultades de subsistencia, cada vez con métodos más refinados que llevan al progreso, siempre mediante el orden. Es decir, para Comte la división de trabajo lleva a la evolución social.

Émile Durkheim (1858-1917) escribió obras importantes como “La División del Trabajo en la Sociedad(1893), Las Reglas del Método(1895), El Suicidio(1897) y Las formas elementales de la Vida Religiosa(1912). Se le considera el fundador de la sociología de la educación. Desarrolló el concepto de “hecho social” como algo esterno al individuo.

En el libro de Las Reglas del Método Sociológico propone desde su óptica funcionalista centrar su atención en el “hecho social”, que es el objeto de estudio de los sociologos funcionalistas y se entiende como una cosa u objeto que es observable, mediante y cuantificable;  el cual debe ser observado como una cosa u objeto.

Este hecho social tiene dos características principales:

  • Exterioridad: los hechos sociales son exteriores a nosotros.
  • Coercitivos: pese a ser externos a nosotros, nos constriñen.

Durkheim se interesó por el estudio de las bases de la estabilidad social. Encontrándolas en la moralidad y la religión. Esto es en los valores compartidos por cada sociedad. Para el autor son estos factores los que le dan a la sociedad Cohesión y Orden.

Así mismo cuando una sociedad sufre la pérdida de los valores compartidos cae en un estado de “anomia”, ausencia de reglas morales y jurídicas que debilitan los cimientos del cuerpo social, y los individuos que la componen experimentan un creciente grado de ansiedad e insatisfacción.

En “El suicidio” estudia el crecimiento de la tasa de suicidios en los países protestantes y lo compara con la tasa de suicidios de los países con mayor proporción de la población católica. Concluyendo que, en los primeros, existe mayor libertad, la que resulta en un mayor grado de anomia y este estado provoca mayor agudización de la ansiedad y la más elevada tasa de suicidios que se registra en los países de mayoría protestante.

Émile estudia la cohesión social desde La División del Trabajo Social, en ella hace una interpretación del paso de una Sociedad Mecánica a la Sociedad Orgánica. Llegando a concluir que en el paso de la Sociedad Mecánica de la Sociedad Orgánica se produce un vacío anómico, que la División Social de Trabajo logra sólidamente sedimentar.

En “ Las Formas Elementales de la Vida Religiosa continua con su estudio de la cohesión social y centra su atención en la tribu Arunta de Australia, sonde define, desde la sociología funcionalista, a la Religión y considera que esta tiene una función social clave, esta es la de programar a los individuos en torno a valores y creencias, por medio de lo sagrado, además del apego a prácticas socio-grupales mediante el culto y genera categorías de pensamiento común de grupo, por lo que se genera una identidad y una comunidad.

Rompe con la visión imperante de la época, de considerar a la educación como un ente individual, ya que desde el punto de vista de Durkheim esta es social y se vincula directamente con la sociedad, pues es producto de ella.

Para él la Educación tiene un rol eminentemente social, ya que forma un ser social que vivirá en sociedad. Su objetivo final es conseguir que el individuo se asemeje al ideal de hombre creado por la sociedad. El desarrollo educativo se cera beneficiado si se desarrolla en un contexto social, a diferencia de un proceso individual, desde un profesor a un alumno.

Considera a la Educación como un hecho social y todos los hechos sociales deben ser considerados como cosas. La define como la acción ejercida por los adultos sobre los jóvenes, en la cual estos preparan a la próxima generación.

Señala las características personales de un buen educador/a: carácter, sentir internamente la autoridad, y creer profundamente en su labor; ya que poseen un enorme poder para lograr un gran éxito educativo.

Karl Marx (1818-1883) nunca se consideró un sociólogo, pero tuvo una inmensa influencia en la sociología y en las demás ciencias sociales. Decía que la clase trabajadora vencería a la clase propietaria, y el resultado sería una utopía en la que el gobierno se atrofiaría hasta desaparecer y los principios de la economía estarían basados en el lema «para cada uno según su necesidad, y de cada uno según su capacidad».

Su contribución principal al pensamiento sociológico es la perspectiva denominada «Teoría del conflicto», según la cual, la organización y el cambio social se basan en los conflictos que surgen en la sociedad.

Sus nociones del cambio tienen sus raíces en los textos de un filósofo, Hegel, que desarrolló el concepto de dialéctica. Marx tomó esta idea de la dialéctica y la aplicó a la sociedad, afirmando que los orígenes del cambio son todos materialistas, y no se basan en ideas.

En nuestros términos, esto significa que pertenecen a las dimensiones culturales de tecnología y economía.

Al ir derivando la tecnología de la gente de la recolección y la caza a la agricultura (horticultura, ganadería) y a la revolución industrial, los cambios en la tecnología condujeron a cambios en la organización social, y también en las creencias y los valores.

El enfoque del conflicto, derivado de sus escritos, se ha copiado y adaptado a un gran número de temas sociológicos.

La alienación es uno de los conceptos principales que aparecen en la obra de Marx. Para Marx, el hombre es un ser natural. Lo propio del ser humano no es su espíritu o su alma, sino su materia, la materia que comparte con los demás seres de la naturaleza. Además, el ser humano ha de relacionarse con la naturaleza, con su medio. Para transformarla, el ser humano tiene que trabajar. El trabajo, por tanto, forma parte de la esencia del ser humano. Es necesario para lograr su existencia.

A través del trabajo, los hombres humanizan la naturaleza. En primer lugar, porque la transforman haciéndola útil para el hombre. (Por ejemplo, una montaña que se transforma en una autovía). En segundo lugar, porque los hombres trabajan en colaboración unos con otros. El trabajo nos humaniza más porque permite la relación entre las personas. Esto significa también que, por su esencia, el ser humano no es un ser aislado, sino un ser genérico. Sin embargo, a pesar de que el trabajo puede hacer las relaciones más humanas, a través del trabajo surgirá la alienación. La escasez de recursos provoca el enfrentamiento entre los hombres, provoca las luchas. Toda la historia de la Humanidad, dice Marx en el Manifiesto Comunista, ha sido una historia de lucha de clases.

Cuando unos hombres dominan sobre otros, el trabajo pasa a convertirse en un instrumento de esa dominación. El trabajo deja de ser una forma de colaboración. Los hombres experimentan el fruto de su trabajo como algo extraño, algo que no les pertenece.

La alienación es un proceso creciente. Se ha vivido con la esclavitud, pero también y con más fuerza con la extensión del mercado: el trabajador ya no es dueño de su trabajo. Vende sus horas de trabajo, pero a cambio recibe menos dinero del que el empresario se embolsa por el fruto de su trabajo. Se ha generado un beneficio o plusvalía que pasa a manos de los empresarios.

Marx entiende que la división del trabajo desiguala cualitativa y cuantitativamente a la relación entre el trabajo y su producto, por lo que lleva consigo la contradicción entre el interés del individuo y el interés común de todos los individuos. A su vez expresa el grado de desarrollo de las fuerzas productivas (tecnología y medios de producción) de una sociedad.-

Max Weber (1864-1920) piensa que el fundamento de la conducta humana es “la Acción Social”. Escribió obras importantes como la “Ética protestante y el origen del capitalismo”, y “Economía y Sociedad”.

Construyo el concepto de tipo ideal e hizo profundos estudios sobre la religión, política y economía.

Weber entiende que el objeto de estudio de la sociología es la acción social, y a ésta la define como “…una conducta humana con sentido y dirigida a la acción de otro.”

Si bien Weber establece cuatro tipos de acciones sociales básicas, no necesariamente está estableciendo una segmentación rígida de las mismas, sino que en cada una de ellas prepondera una de estas condiciones.

  • La acción racional de acuerdo a fines.
  • La acción racional de acuerdo a valores: son aquellas acciones que su móvil principal son los valores de los sujetos sin considerar las consecuencias.
  • La acción afectiva: se confunde con reacción frente a un estímulo pues responde a sentimientos (afectos positivos o negativos), sin que infiera lo racional.
  • La acción tradicional: son las que se realizan acorde a valores adquiridos de la sociedad, equivalen a los ritos, a las normas de comportamiento social.

La relación social es una conducta plural donde existe una interacción entre los sujetos. Determina la existencia de quien realiza una acción y otro, receptor de la misma, a su vez en esta relación entendamos que ambas partes se componen o de un sujeto (individual) o un grupo de sujetos (colectivo).

Es importante destacar aquí que la acción social (ya sea realizada por un individuo o un grupo), puede haber sido influida a realizarse (por un individuo o un grupo).

Cuando mayor es la multiplicidad de los actuantes, más compleja y dinámica resulta su trama. Weber ve que la sociedad en sí es una enorme y numerosa trama de relaciones sociales.

Las relaciones sociales tienen determinadas características:

  • La Pluralidad
  • Siempre trata de un sentido empírico entre las partes
  • El sentido de reciprocidad puede sentirse de forma diferente entre los actuantes
  • La duración de una relación social puede ser permanente o de tiempo definido
  • Su durabilidad es directamente proporcional a la racionalidad
  • Los fines contenidos en una relación social pueden variar con el tiempo
  • El sentido de relación puede pactarse entre las partes

En su método instituye la sociología comprensiva que busca comprender la intencionalidad del hombre en el móvil de su acción.

Para la comprensión de las sociedades en determinados momentos de la historia, como puede ser el caso de la sociedad capitalista o la burócrata, Weber entiende necesario la construcción de conceptos diseñados especialmente a tales efectos; a éstos les llama: “los tipos ideales”. Estos conceptos conforman los rasgos esenciales con que un investigador se encuentra al analizar determinadas sociedades.

Son ideales en el sentido de ser modelos ideados para abordar temas puntuales, sirven a los efectos de tomar estos conceptos como ejemplo para compararlo a otro “tipo ideal” diferente, y ubicarlo más lejano o cercano a patrones testigo.

Weber, con formación catedrática en economía, su investigación sociológica fue de un enfoque pragmático, con fuerte bases religiosas y una orientación a las relaciones sociales como consecuencia del desarrollo de una nueva sociedad industrializada.

Weber fundamenta la división de clases en la economía. Pero en su caso interpone el concepto de mercado, por lo que en la oferta y demanda los bienes y servicios equilibran naturalmente sus valores con los salarios.

Weber plantea que una clase social está conformada por un conjunto de individuos que comparten una igual situación en el mercado.

Siendo que con este concepto la amplitud es muy extensa ya que el mercado integra a toda la sociedad, luego considera ciertamente como clases a categorías de individuos con ocupaciones afines que se distinguen de otros por ciertos criterios (quienes poseen el control sobre los medios de producción y los que no lo poseen). Weber termina identificando cuatro clases dentro de la sociedad capitalista:

  • La alta clase dominante (grandes propietarios o empresarios)
  • Los trabajadores “de cuello blanco” (profesionales, técnicos y burócratas)
  • La pequeña burguesía (pequeños propietarios, comerciantes, etc.)
  • Los obreros manuales (a su vez diferenciados por su grado de capacitación)

La Persona y la Sociedad:

El hombre necesita de la sociedad para nacer en una familia, para vivir en grupo, para desarrollarse. Ni el hombre ni la sociedad humana pueden ser comprendidos ni explicados independientemente.

El hombre es un ser social. Siempre ha vivido en sociedad como un hecho natural. Un hombre no puede nacer fuera de la sociedad. Una vez nacido hay que comprender la importancia que el aprendizaje de costumbres, de modos de comportarse, de relacionarse y comunicarse, tiene para todo ser humano, desde los primeros meses de vida. Todo ello forma un conjunto de pautas y patrones de conducta social, sin los cuales, se podrían ver reducidos a una condición diferente a la que actualmente entendemos como humana.

La importancia que lo social tiene en la conformación de la propia realidad humana contrasta, con la poca atención recibida. El tardío descubrimiento de este como campo temático es una de las razones por las que la sociología no empieza a desarrollarse hasta el s. XIX. No parece suficiente la explicación de que una reflexión sobre lo social no se pudo producir hasta  que no se desarrollaron los planteamientos propios del método científico y hasta que la realidad de la “sociedad civil” fue contemplada diferente al Estado, al margen de todo lo que se comprendía  en la esfera del poder político.

La mayor parte de los “padres fundadores”  no dedicaron sus esfuerzos a aclarar  lo que constituye la realidad de lo social. Podríamos pensar que lo tardío de esta reflexión estriba en su carácter básico. La evidencia de que los hombres estamos entrelazados en una compleja red de grupos primarios identificables en los distintos ámbitos de la vida social, constituye una realidad tan obvia en nuestros días que no deja de resultar sorprendente que hasta una época reciente no se haya prestado la atención que se merece.

Durante mucho tiempo se ha venido considerando que la base de esta concepción del hombre, como ser básicamente social, estaba en la famosa definición aristotélica del hombre como “animal político por naturaleza”. El hombre según Aristóteles es un ser naturalmente sociable, y el que vive fuera de la sociedad por organización y no por efecto del azar es un ser degradado o un ser superior a la especie humana.

Lo social en el hombre forma parte indispensable de su propio proceso de adaptación como especie, que fue capaz de superar social y culturalmente sus carencias.”La cultura” es para el hombre, en un sentido sociológico, un ambiente artificial creado por él mismo, que ha ido enriqueciéndose y que es transmitida a todo individuo desde su nacimiento a través de diversos procesos de socialización y aprendizaje. A todo este proceso se califica como “hominización”. Sin la sociedad y la cultura, los hombres no llegaríamos a ser lo que somos. Una sociedad es un agregado organizado de individuos y la cultura es la forma en que se comportan,  su modo de vida.

Los sociólogos analizan las formas en que las estructuras sociales, las instituciones (clase, familia, comunidad y poder) y los problemas de índole social (delito) influyen en la sociedad.

La sociología se basa en la idea de que los seres humanos no actúan de acuerdo a sus propias decisiones individuales, sino bajo influencias culturales e históricas y según los deseos y expectativas de la comunidad en la que viven. Así el concepto básico de esta es la interacción social como punto de partida para cualquier relación en una sociedad. Además estudia los detalles de las interacciones de la vida cotidiana recibe el nombre de microsociología y la que se ocupa de los patrones de  relación entre sectores sociales más amplios (el Estado, la economía e incluso las relaciones internacionales) recibe el nombre de macrosociología.

Actualmente las personas se han individualizado, hasta vivir aisladas en las grandes ciudades debido a:

v  La opción religiosa

v  La oferta laboral

v  Las metas y objetivos individuales.

 Límites de la sociología:

la sociología es la ciencia que estudia la evolución y dinámica de la sociedad globalmente considerada y/o la configuración de las relaciones sociales y los procesos de interinfluencia entre el comportamiento individual y la dinámica social.

Para muchos sociólogos, el objeto de estudio es la sociedad entendida como un todo, y buscan establecer las leyes de funcionamiento de la sociedad globalmente

considerada. Otros autores, sin embargo, consideran que es imposible este análisis global y suelen centrar su análisis en la relación entre el comportamiento individual y la dinámica social, analizando fenómenos como las relaciones de poder, los conflictos, la dimensión  cultural del comportamiento, etc.

La sociología de la empresa reproduce la estrategia de investigación de la sociología para el caso de las organizaciones productivas, analizando a las empresas como un sistema social, centrando su estudio en las relaciones sociales, los conflictos laborales, las implicaciones sociales de los modelos organizativos, los marcos culturales compartidos, las relaciones de la empresa con su entorno social, etc. La sociología de la empresa es siempre una ciencia analítica, centrada en el análisis e interpretación de la realidad, no en el establecimiento de principios organizativos acerca de cómo se debe incrementar la eficacia de una organización.

La sociología tiene la convicción de pretender aplicar el método científico a su campo concreto de estudio aunque hoy en día no existe un consenso en la forma que este puede aplicarse al campo específico por la presencia de diversos enfoques.

La amplitud y diversidad del estudio de la Sociología constituye un factor importante siendo uno de los más importantes su campo central de estudio el cual puede ser muy diverso. Tal pluralidad debe ser cuestionada a la hora de las posibilidades y límites de la Sociología como disciplina científica y por ello las diferentes escuelas han utilizado diferentes análisis con diferentes visiones.

Schutz ha reclamado una estructura particular diferente de las ciencias naturales por la estructura de significatividad de la que está dotado el comportamiento humano. El mundo social no es esencialmente estructurado y tiene un sentido particular para los seres que viven en él, preseleccionando y preinterpretando este mundo con unas construcciones de sentido común acerca de la realidad cotidiana lo cual determina su conducta, les ayudan a orientarse dentro de su ambiente.

La problemática de la causación social; probabilismo, determinismo y predicción.

La meta de toda ciencia es ofrecer una imagen ordenada de la realidad y por tanto debe descubrir los principios que regulan la causa efecto. Lo social no es cognoscible en términos exactos, no es una legalidad natural, no se pueden realizar comprobaciones experimentales en los mismo términos que otras ciencias, aunque esto no puede valorarse como un impedimento único ya que lo comparte con otras ciencias. Los objetivos de observación son objetivos libres que pueden alterar su dinámica y están en un proceso de transformación y cambio con alteraciones a veces radicales y a veces los pronósticos pueden hacerse reales y la percepción colectiva los toma por tales o que una profecía negativa pueda resolverse antes de verse cumplida . Horkheiner señala que la sociedad actúa como un mecanismo natural donde los efectos pueden ser considerados como algo ajeno a las personas y las predicciones acabarán dependiendo mas del desarrollo de su objeto. Popper postulará la mayor facilidad de acceso a las normas sociales por la posibilidad de ser observada directamente.

Bunge plantea tres definiciones de causalidad:

v   Categoría.

v   Principio.

v   Doctrina.

Causación; conexión en general.

Principio causal: Misma causa mismo efecto.

Determinismo causal: doctrina que postula la validez universal del principio.

Rosenfeld ha señalado que históricamente el concepto científico de causalidad se ha desarrollado siguiendo las pautas de los cuerpos en movimiento, aunque este concepto restringido de causa casi ha desaparecido en nuestros días.

El estado actual de la ciencia moderna se corresponde con las pretensiones y objetivos del método científico basándose en la mayor rigurosidad de os conocimientos posibles y todos conocimientos científicos se mueve dentro de unos márgenes de error que también tiene sus leyes así la explicación científica de la Sociología se orienta a indagar las estructuras de relación y ordenación de los fenómenos sociales a partir de una legalidad social que puede ser estudiada acorde las reglas del método científico.

La ciencia y sus teorías:

Siguiendo los criterios insistentemente manejados por la tradición científica, podemos decir que la Sociología es una ciencia porque reúne una serie de características tales como ser empírica, teórica, acumulativa, no-ética, crítica y un modo de conciencia. Repasar cada uno de estos criterios nos puede ser muy útil para precisar lo que entendemos por la Sociología como disciplina científica.

Decimos, en primer lugar, que la Sociología es empírica; es decir, está basada en la observación y en el razonamiento, con unas conclusiones que pretenden contrastarse con la realidad.

Afirmamos también que la Sociología es teórica; es decir, que trata de sintetizar sus complejas observaciones en proposiciones abstractas y lógicamente relacionadas, dando lugar a sistemas deductivos y propuestas generales explicativas.

En tercer lugar decimos de la Sociología que es acumulativa; esto es, que las teorías sociológicas se construyen unas sobre otras, siendo la misión de las nuevas teorías corregir, extender y afinar a las antiguas.

Se puede afirmar también que la Sociología es no-ética; es decir, que los sociólogos no se meten en si las acciones particulares que estudia son buenas o malas, sólo tratan de explicarlas.

La Sociología es crítica; a saber, intenta indagar la naturaleza de la sociedad humana, sin someterse a las ideologías dominantes, con independencia del sistema de intereses creados que puede comprometer su objetividad.

Finalmente, debemos decir de la Sociología que es un modo de conciencia, pues pretende no sólo explicar, sino también comprender. Este modo de conciencia está implícito en los motivos de búsqueda del sociólogo, que podemos concretar en: desenmascaramiento, enfrentamiento con la respetabilidad, relativización y espíritu cosmopolita.

Puesto que la ciencia se aproxima a la realidad con un sistema abstracto de pensamiento, no debe sorprendernos que para comunicar sus hallazgos emplee términos o conceptos propios.

La elaboración de conceptos en Sociología corresponde, por tanto, al intento de hacer una ciencia sobre la realidad social. Por ello, no podemos olvidar que el concepto es:

v  Abstracción de la realidad, superación de la realidad concreta y particular, aunando diferentes experiencias.

v  Medio rápido de comunicación, que nos permite decir con unas pocas palabras aspectos muy precisos de la realidad.

v  Acumulación del saber, surgida de una experiencia compartida.

El Método científico, proceso y sus características:

Consiste en formular cuestiones o problemas sobre la realidad del mundo y los hombres con base a la observación de la realidad y las teorías existentes. Se divide en:

Método Inductivo: experiencia como punto de partida de generación de conocimientos.

Método Deductivo: se establecen leyes generales (razonamiento) y se deducen consecuencias lógicas que se pueden constatar con los datos.

Método Hipotético Deductivo: conjunto de ambos. Conjunto de pasos secuenciales que se siguen al realizar una investigación.

  • Formulación del problema.
  • Formulación de hipótesis.
  • Recogida de datos.
  • Análisis de datos y resultados.
  • Conclusiones y generalización de los resultados.

Se comienza con recopilación de datos, para probar o refutar una hipótesis mediante su análisis. Este análisis suele comenzar como simple Estadística descriptiva y con predicciones sobre cómo será el comportamiento futuro de los hechos y finalmente como una política social hará su desarrollo adecuado. Aquí idealmente hay que descubrir leyes sobre los hechos y el proceso está completado.

Existe una serie de pasos inherentes al proceso científico que, aunque no suelen seguirse en el orden aquí presentado, suelen ser respetados para el control desarrollo de nuevas teorías. Éstos son:

Observación: registrar y examinar atentamente un fenómeno, generalmente dentro de una muestra específica, es decir, dentro de un conjunto previamente establecido de casos.

Descripción: detallar los aspectos del fenómeno, proponiendo incluso nuevos términos al respecto.

Hipótesis: plantear las hipótesis que expliquen lo observado en el fenómeno y las relaciones causales o las correlaciones correspondientes.

Experimentación: es el conjunto de operaciones o actividades destinadas, a través de situaciones generalmente arbitrarias y controladas, a descubrir, comprobar o demostrar las hipótesis.

Demostración o refutación, a partir de los resultados de uno o más experimentos realizados, de las hipótesis propuestas inicialmente.

Inducción: extraer el principio general implícito en los resultados observados.

Comparación universal: la permanente contrastación de hipótesis con la realidad.

Características del método científico:

El método deductivo, el método inductivo y el método hipotético-deductivo son los tres métodos científicos a que se refiere la denominación genérica de método científico.

La primera característica del método científico es su naturaleza convencional, la de servir de marco de generación del conocimiento objetivo.

Por ello existen múltiples características en función de la perspectiva con que se clasifiquen, se estudien e incluso se denominen.

Los dos primeros tienen un nombre difícil de distinguir, puesto que en el ámbito lingüístico, pueden representar un sólo concepto con dos manifestaciones: razonamiento en una dirección o en la contraria, de lo general a lo particular o viceversa.

El problema se deriva de la dificultad conceptual de separar un método científico de otro de una forma clara por tener elementos comunes; evidentemente los términos elegidos no ayudan a retener en la memoria estos dos conceptos de método científico. Tampoco ayuda mucho la denominación del tercer método científico.

Una característica de ambos métodos es que pueden ir de lo general a lo particular o viceversa, en un sentido o en el inverso. Ambos utilizan la lógica y llegan a una conclusión. En última instancia, siempre tienen elementos filosóficos subyacentes.

Ambos suelen ser susceptibles de contrastación empírica. Aunque el método deductivo es más propio de las ciencias formales y el inductivo de las ciencias empíricas, nada impide la aplicación indistinta de un método científico u otro a una teoría concreta.

El método axiomático (o axiomático) consiste en la formulación de un conjunto de proposiciones o enunciados, llamados axiomas o postulados, los cuales guardan entre sí una relación de deducibilidad, y sirven de hipótesis o de condiciones para un determinado sistema. El objeto de un sistema axiomático es utilizar un pequeño número de propiedades y precisar cómo deducir de ellas todas las demás.

La investigación sociológica:

La investigación de las ciencias sociales empieza por la necesidad y/o curiosidad de una persona que pregunta ¿POR QUE?

El proceso de investigación:

Selección de un tema: ¿sobre qué investigar?

Planteamiento del problema

  • Contextualización del problema: introducir y contextualizar con datos hechos o fenómenos ya ocurridos o investigados
  • Definición del problema: Plantearse una pregunta que será respondida con la investigación; se la llama también pregunta problematizadora o generadora. ¿Qué investigar? ¿Buscando qué?

Objetivos:

  • General: son los alcances o metas que se traza el investigador en relación con los aspectos que desea indagar o conocer.
  • Específicos: son alcances desagregados, de menor envergadadura y particualarizados del objetivo general. Que permitirán alcanzarlo.

Revisión Bibliográfica:

No es otra cosa que seleccionar y revisar libros, textos, revistas, periódicos y otros para indagar sobre lo que ya se dijo del tema o hechos que se quieren investigar.

Formulación de la Hipótesis:

La hipótesis constituye un intento de explicaion o una respuesta provisional a un fenómeno cualquiera; por lo tanto es una afirmación o negación de…

Es una suposición que se realiza para responder tentativamente al planteamiento del problema

Selección de un diseño de investigación:

Cuando ya se ha reconocido hasta aquí en el proceso, surge las preguntas ¿Cómo recoger los datos, cómo obtener información, cómo analizarlos?

De ahí que debe elegirse un método y un enfoque.

  • Cuantitativo: Experimento, encuesta, estadística
  • Cualitativo: Entrevistas, grupos focales, historias de vida.

Recolección de datos:

Consiste en recoger u obtener todo tipo de información que va a demostrar o respaldar la hipótesis, como también servirá para las propuestas de soluciones para el problema planteado.

  • Técnicas: observación, encuestas, entrevistas, análisis de contenido, etc.
  • Instrumentos: son los medios materiales que se emplean(fichas, formatos, grabadoras, lápiz, papel, etc.)

Análisis de los datos:

Una vez recogidos los datos, estos deben de ser procesados y tabulados para analizarlos (descomponerlos) examinarlos, (inducción, deducción) de tal manera, encontremos lo que nos pueden revelar como posible solución al problema planteado y como respuesta a la hipótesis.

El análisis de los datos, no es más que descomponer el todo en partes, para examinarlos, dale sentido y grado de significación al dato a la información, cuidando obviamente la objetividad y la relación causa-efecto.

Esta es la etapa de los razonamientos, de las deducciones, de la sistematización, las contrastaciones, tomando como base el problema, hipótesis y teoría.

Conclusiones:

En base a los resultados del análisis, se elabora las conclusiones, afirmando, negando o rechazando la hipótesis.

En las conclusiones se expresa lo que se ha encontrado, lo que se ja aprendido o descubierto; son los resultados finales.

Investigaciones subsiguientes:

Investigar es hacer ciencia y la ciencia es infinita e ilimitada, por ello es que después de una investigación vendrán otras que superaran los hallazgos o los confirmarán: TESIS- ANTITESIS- SÍNTESIS.

Métodos y técnicas:

Método cuantitativo: denominados también empírico-analíticos, racionalistas o positivistas, defienden la aplicación de los objetivos, conceptos y métodos de las ciencias naturales a las ciencias sociales. La realidad es externa al individuo y se debe conocer, predecir y controlar a través de la observación y experimentación de los fenómenos.

Los métodos cuantitativos responden pues a una realidad positivista, hipotético-deductiva, orientada hacia la generalización los resultados. El ámbito de aproximación social queda reducido a fenómenos observables y susceptibles de medición, control experimental y análisis estadístico.

Método cualitativo: recibe diversos nombres: etnográfica, cualitativa, observacional, participativa, estudio de casos, interaccionismo simbólico, interpretativa, investigación de campo, investigación antropológica, etc., lo que dificulta una definición precisa sobre el tema.

J.S Taylor y R.Bogdan sostienen que se trata de una investigación que produce datos descriptivos, utiliza las propias palabras habladas o escritas de las personas (su propia interpretación), se realiza en escenarios naturales y vistos desde una perspectiva holística. Los sujetos investigados no son meras variables, sino que constituyen un todo: el investigador cualitativo estudia el contexto ecológico en el que evolucionan los sujetos así como su pasado.

Como limitaciones de esta metodología, desde una perspectiva cuantitativa, se critica el carácter subjetivo de la misma y la posibilidad de que las observaciones e informes de los sujetos puedan estar sesgados o incompletos. Se señala que, al no ser la generalización un objetivo esencialmente relevante para esta metodología, se corre el riesgo de que el investigador observe y analice las diversas situaciones desde su propio marco referencial, lo que a su vez puede conducir a conclusiones incontrolables y subjetivas y no a una teoría científica.

Dentro de estos dos grandes métodos, podemos encontrar los siguientes métodos de investigación:

  • Trabajo de campo: Este método recibe también el nombre de observación participante. Consiste en que el investigador conviva con el grupo o sociedad que se pretende estudiar.

Este método presenta una ventaja, ya que permite conocer en profundidad aquello que se pretende investigar. Pero tiene varios inconvenientes: sólo puede emplearse en grupos pequeños; a veces, dificulta que el investigador se distancie del grupo y explique con objetividad el fenómeno en cuestión y, además, depende, en gran medida, de la habilidad del investigador.

o    Encuestas: Consiste en pasar una serie de preguntas que se pide que se respondan en un cuestionario o en una entrevista. Se pueden hacer por correo, por teléfono o personalmente. La encuesta presenta importantes ventajas como método de trabajo: es un método ideal para generalizar los resultados y para cuantificarlos. Sin embargo, algunos autores consideran que las encuestas ofrecen una idea limitada del fenómeno que se quiere estudiar ya que el entrevistado se limita a responder un cuestionario previamente elaborado. Además, siempre queda la duda sobre el grado de sinceridad de los encuestados.

  • Análisis secundario: Consiste en recoger datos sobre el tema que se quiere estudiar que han sido publicados previamente por otros autores: estadísticas publicadas por instituciones oficiales, informes jurídicos, trabajos de campo, estudios históricos, etc.

Este método es imprescindible para realizar una buena investigación sociológica que quiera comprender el fenómeno insertándolo en un contexto mayor.

  • Experimento: Es un intento, bajo condiciones artificiales creadas por el investigador, de analizar la influencia de una o más variables sobre otras. Se trata de un método que permite al investigador controlar directamente los factores a estudiar.
  • Historias de la vida: Investigaciones directamente vinculadas a las experiencias de las personas que normalmente ellos relatan.
  • Triangulación: Se trata de realizar una combinación de los métodos anteriores.

Pasos para realizar un estudio sociológico:

v  DEFINICIÓN DEL PROBLEMA: Identificar cuál es el problema o sobre qué queremos hacer el estudio sociológico.

v  INVESTIGACIÓN SOBRE EL TEMA: Conseguir mediante la investigación el máximo de información sobre el tema del que queremos hacer el estudio.

v  FORMULACIÓN DE UNA HIPÓTESIS: Es un planteamiento que elabora el investigador a partir de la observación de una realidad que tiene explicación en una teoría, por lo tanto se afirma que ellas representan un punto medio entre la teoría y la realidad.

v  ELEGIR UN DISEÑO DE INVESTIGACIÓN Y RECOGIDA DE DATOS: Primero elegiremos si seguir el método cuantitativo o cualitativo y una vez hecho, procederemos a hacer la recogida de datos.

v  ANALIZAR LOS DATOS Y EXTRAER CONCLUSIONES: Una vez hecha la recogida de datos, estos se van a analizar y se van a extraer unas conclusiones propias de los resultados obtenidos.

Vocabulario básico:

Sistema social: Conjunto de personas y actividades con relaciones bastante constantes.

Función: Papel que desempeña en el mantenimiento del sistema.

Integración: Ajuste de todas las partes del sistema.

Grupo: Sistema social con un número de individuos en interacción.

Organización: Sistema social persistente, con identidad explícita, actividades hacia metas y procedimientos de admisión. Tiene cuadro organizativo, jerarquía, normas, recompensas y castigos, inventarios de objetos.

Sociedad: Sistema social autosuficiente, y que se perpetúa.

Cultura: Pautas de actividades socialmente adquiridas y transmitidas y con objetos asociados. Hay rasgos y complejos culturales.

Institución: Pauta distintiva de actividades y valores sociales en torno a necesidades humanas.

Valor: Concepto sobre lo que es deseable con influencia sobre la conducta.

Actitud: Idea que predispone a actuar de una cierta manera en una situación.

Norma: Modelo de conducta existente en un grupo. Sirve para juzgar y valorar.

Desviación: Conducta que viola las normas de un sistema social que provoca agentes correctores.

Interacción: Proceso por medio del que los individuos en comunicación se influyen unos a otros.

Rol: Pauta de conducta esperada de una persona en una posición social al interactuar con otras posiciones determinadas.

Socialización: Proceso por el que un individuo se prepara para participar en actividades de grupo, aprendiendo las normas y roles aprobados por éste.

Conflicto: Es una lucha en torno a valores, status, poder o escasez de recursos con el objetivo de someter y aventajar al rival.

Status: Es el lugar que una persona ocupa en el orden de posiciones influyentes de un sistema social.

Estratificación: Distribución  de los miembros de un sistema social en estratos escalonados con distintos grados de prestigio, propiedad, influencia…

Movilidad: Paso de individuos o grupos de una posición a otra. Puede ser geográfica, horizontal o vertical.

Poder: Posibilidad de que un actor en una relación social pueda imponer su propia voluntad a pesar de posibles resistencias. Hay autoridad e influencia.

 

PRINCIPALES APORTACIONES DE LA ECONOMÍA DEL BIEN COMÚN:

 Paradigmas con sus autores que justifican el nuevo enfoque socioeconómico:

1º, Desde los Estados Unidos el premio Novel GEORGE ACKERLOF y el Catedrático de Yale Robert Schiller, Daniel Kahneman entre otros, inician un proceso hacia el movimiento de la economía conductual (behaviorial econoomics) que defiende el siguiente paradigma: “Analizan los fenómenos económicos como personas inegrales, en las que lo emocional y lo social juegan un papel más destacado que la pura intelectualidad”.

2º, El otro pilar del talentismo desde la teoría económica.  Representa la postura Europea pilotada por Christian Felber con sus aportaciones en los últimos años. Su paradigma fundamental afirma que: “El bien común se basa en los valores de las relaciones humanas (la confianza, la cooperación, la codeterminación, la solidaridad y la voluntad de compartir)”.

Este paradigma introduce un nuevo modelo económico-social que cambia desde la competencia o la lucha feroz y el egoísmo avaricioso a la cooperación y el altruismo, del finalismo del beneficio financiero (el fin justifica a los medios) a la contribución del bien común.

Los 3 núcleos versus los 3 mitos de la economía del bien común. Consecuencias de la economía capitalista. Las diez crisis del capitalismo.

El primer núcleo nos habla de que se deben premiar aquellos valores que dan el éxito en las relaciones humanas, por lo contrario, el primer mito nos dice que es imposible que funcione cualquier economía diferente a la de ahora, es decir, que inhabilita el primer núcleo.

En el segundo núcleo se habla de que en el sistema económico real actual, es vulnerable el espíritu de las constituciones, pero según la economía del bien común si el espíritu, los valores y los objetivos de nuestra constitución los implantamos de forma consecuente, será mucho más fuerte; por otro lado, en el segundo mito, se habla de que cualquier posible cambio en la economía actual, supondrá un retroceso en el tiempo hacia el siglo XIX.

En el tercer núcleo, se dice que la economía del bien común solo quiere tener en cuenta aquellas cosas que hacen sentir a una persona satisfecho y feliz, pero en cambio, en el tercer mito, se argumenta que para que la economía sea buena y eficaz, ésta debe ser muy productiva a través de la competitividad, es decir, que contradice el núcleo porque no se puede estar satisfecho y feliz mientras eres competitivo.

La economía del bien común: idea principal

La economía del bien común se basa en los mismos valores fundamentales que aseguran el éxito de nuestras relaciones: confianza, aprecio, cooperación, solidaridad y voluntad de compartir, es decir, las únicas relaciones que son satisfactorias, las que hacen más felices a las personas.

Por lo que hace al marco legal de incentivos de la economía, la búsqueda de beneficio y la competencia se transforman en esfuerzo hacia el bien común y la cooperación. Se recompensa a cuyas empresas se ayuden mutuamente. La feroz competencia es posible, pero ésta, acarreará inconvenientes para la empresa.

El éxito económico ya no se mida con los indicadores de valor monetario, sino con no monetarios (de valor de cambio). En el ámbito macroeconómico (economía nacional), se sustituye el PIB como indicador de éxito por el producto del bien común; en el ámbito macroeconómico (empresarial), se cambia el balance financiero por el balance del bien común.

Éste se convierte en el balance principal de todas las empresas. Cuanto más social, ecológico, democrático y solidario es el comportamiento y la organización de las empresas, mejores los resultados que alcanzan en el balance. Cuanto mejores son los resultados del balance del bien común, mayor es el producto del bien común.

Requisitos de un balance universal

El balance, mediante el cual las empresas rinden cuentas a la sociedad que las acoge, debe cumplir ocho criterios obligatorios:

COMPROMISO: Que la voluntariedad no conduce al fin lo han probado innumerables instrumentos de la responsabilidad social corporativa.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: